Botón social

Terapia Contra el Bruxismo

El bruxismo es la acción involuntaria e inconsciente de apretar los dientes. Hay varios factores que lo pueden estar provocando como desórdenes bucales, estrés y ansiedad o desequilibrios posturales. Esta acción, de forma habitual, provoca desgaste dental, dolor de mandíbula, dolor en el cuello o migrañas y dolores de cabeza entre otros.

Bruxismo: Dile adiós al rechinar de dientes

¿Qué es el bruxismo?

El bruxismo es una condición que se caracteriza por el apretamiento y rechinamiento involuntario de los dientes. Puede ocurrir durante el día o durante la noche, mientras duermes. El bruxismo puede ser una condición grave que puede causar una serie de problemas, como:

    • Desgaste dental.
    • Fracturas dentales.
    • Dolor de mandíbula, cara y cuello.
    • Dolor de cabeza.
    • Dificultad para abrir la boca.
    • Ruidos articulares.

¿Cuáles son las causas del bruxismo?

Las causas del bruxismo no se conocen completamente, pero se cree que están relacionadas con una combinación de factores, como:

    • Estrés.
    • Ansiedad.
    • Trastornos del sueño.
    • Malos hábitos de mordida.
    • Ciertos medicamentos.

¿Cómo se diagnostica el bruxismo?

El bruxismo se diagnostica mediante un examen dental y una evaluación de los síntomas. El odontólogo puede observar signos de desgaste dental, fracturas dentales o sensibilidad dental. También puede preguntar sobre los síntomas del bruxismo, como dolor de mandíbula, cara o cuello.

¿Cuáles son los tratamientos para el bruxismo?

Los tratamientos para el bruxismo se dirigen a aliviar los síntomas y prevenir el daño dental. Algunos de los tratamientos más comunes incluyen:

    • Férulas de descarga: Son dispositivos de plástico que se ajustan a los dientes superiores o inferiores y se usan por la noche para evitar el apretamiento y rechinamiento de los dientes.
    • BOTOX DE ATM: El Botox se puede inyectar en los músculos de la mandíbula para relajarlos y prevenir el bruxismo.
    • Terapia de láser: La terapia de láser de baja potencia se puede utilizar para reducir el dolor y la inflamación asociados con el bruxismo.
    • Manejo del estrés: El manejo del estrés, como la terapia o las técnicas de relajación, pueden ayudar a reducir el bruxismo causado por el estrés.
    • Medicamentos: En algunos casos, se pueden recetar medicamentos para relajar los músculos de la mandíbula o para ayudar a dormir.

En nuestra clínica dental contamos con un equipo de profesionales altamente cualificados para diagnosticar y tratar el bruxismo.

Te invitamos a concertar una cita gratuita con nuestro equipo para que te realicemos un estudio completo de tu boca y te expliquemos las diferentes opciones de tratamiento disponibles.

¡Dile adiós al bruxismo y disfruta de una sonrisa sana!

TERAPIA DE ATM

En Clínicas biodent ofrecemos diferentes tipos de terapias de ATM personalizados a la necesidad de nuestros pacientes